La Navidad ya ha llegado al hotel Westin, y en concreto al restaurante Rosmarino que hoy ha dado a conocer el menú que ofrecerá para recibir el nuevo año.

Los matices, el aroma y la paleta de colores protagonizan un menú de Nochevieja exquisito, donde el chef Sergio Alonso ha desplegado su creatividad ofreciendo a los comensales una menú que indudablemente es un deleite para los sentidos, pero ante todo aglutina lo que debe: un conjunto de platos deliciosos.

Y la bodega escogida no es menos apropiada, desde el primer caldo hasta el champagne final constituye un acierto.

El desfile de platos se inicia con un cremoso de foie con txangurro y cigala, para pasar al segundo entrante también procedente del mar, concretamente una vieira con lechuga de mar, setas del bosque y jugo salino. Sin duda, uno de los platos más sabrosos y sorprendentes de esta propuesta culinaria.

El primer plato consiste en un rodaballo asado con cremoso de apio, alcachofa y confit de tomate, que sorprende en boca y deja un sabor muy agradable. No obstante, como no podía ser de otra manera y para facilitar la transición al plato de carne, se sirve un sorbete de limón y enebro.

Un solomillo de ternera gallega con patata ahumada, tubérculos y jugo de ceps, constituye el segundo plato; y el postre consiste en un plato que no sólo está bueno sino que conlleva en si mismo todo un ritual, se trata de una esfera de chocolate y crema de frambuesa que va derritiéndose al echarle chocolate caliente por encima, de manera que antes de saborearlo ya se percibe el aroma como promesa de lo que se está a punto de degustar.

Y todo ello está regado con “De Nit” de bodega Raventós i Banc de Conca del Riu Anoia, “Impromptu” de bodegas Hispano Suizas, de D.O. Utiel-Requena, “Ysios” Reserva de D.O.C. Rioja y Champagne Perrier Jouët A.O.C. Champagne. Para finalizar, petit fours navideños y café.

Un menú que precede a las tradicionales 12 uvas, que se tomarán siguiendo las campanadas en unas pantallas gigantes que se colocarán para poder ver la retransmisión de TVE desde la Puerta del Sol.

Posteriormente, el Hotel Westin ofrecerá orquesta con barra libre y cotillón hasta las cuatro de la mañana, aunque a las dos de la madrugada se servirá un resopón para reponer fuerzas.

Esta opción para Nochevieja tiene un coste de 225 euros por persona, por que indudablemente no está al alcance de todos los bolsillos, pero que desde luego responde a todas las expectativas.

Además, existen paquetes de alojamiento y cena para las personas que deseen prolongar su estancia en las instalaciones de este emblemático hotel que ya se ha vestido de Navidad.IMG_7336 IMG_7337 IMG_7338 IMG_7340 IMG_7341 IMG_7344 IMG_7346  IMG_7350

Anuncios