Cuando te dispones a entrar a “El Gastrónomo” una puerta lisa y sobria se abre ante ti como muestra de que la cocina que vas a degustar en su interior está libre de artificios, porque no los necesita, pues su gran logro se centra en el sabor. En saber conjugar el equilibrio entre cocina tradicional y modernidad como dos compañeros de baile, un padre y una hija que se llevan de la mano para ejecutar el vals perfecto. .. O en este caso, moverse al son del jazz, pues esta es la música que sonaba la primera vez que fui a este emblemático local ubicado en Primado Reig.

La ocasión lo merecía, pues se trataba de un maridaje donde se aunaba lo mejor de la carta de “El gastrónomo” con los vinos más destacados de Bodegas Roda, concretamente Sela (2012), Roda I (2008) y Corimbo (2011). Personalmente, si bien todos eran de gran calidad y altamente recomendables, a mi me caló Roda I de 2008, un tempranillo de color cereza, con ribete y fondo rojo, con muchos matices y muy agradable en boca.

La presencia de una bodega de la calidad de Roda, evidencia lo que ya se presagia nada más entrar, y es que los caldos que este restaurante ofrece a sus clientes no desmerecen ni un ápice la comida que se sirve. Su amplia carta de vinos hace las delicias de cualquier amante de la viticultura.

gastronomo2

En cuanto a los platos, destacaría su famoso steak tartare, no sólo porque fue uno de los primeros establecimientos de Valencia en comenzar a servirlo, sino porque además se trata de su plato estrella. No en vano, la fama le precede y hasta el punto de que se considera el mejor de toda la ciudad.

No obstante, también hay que destacar el canelón de cangrejo y bogavante, donde sin duda el sabor a mar es inconfundible, además de que posee una melosidad que hace que se deshaga en la boca. La reinvención de la cazuela de patata, jamón y huevo también supone una delicia para el paladar, y un ejemplo de la cocina del chef José Antonio Belastegui, que aunado con el buen hacer del jefe de sala, José Javier Martínez, hacen que el ir a “El Gastrónomo” sea una experiencia sumamente placentera.

gastronomo3

Menú completo degustado:

 

Sela 2012 de bodegas Roda, tempranillo, graciano y garnacha, “finura y elegancia”.

Terrina de foie a las uvas salsa de ciruelas pasas.

Huevos trufados poché con jamón ibérico de bellota.

 

Corimbo 2011, de bodegas La Horra, 100% tinta del país (tempranillo), vino largo que muestra el paisaje de la Ribera del Duero burgalesa.

Steak tartare.

Canelón de bogavante y cangrejos.

 

Roda I Reserva 2008, “plenitud y frescura, excelente”.

Pluma ibérica con cremoso de boletus.

Coulant de chocolate negro con frutos rojos.

 

Anuncios