Hace ya tiempo que la ropa de baño comenzó a situarse en el lugar que le corresponde. En nuestro país hay claros ejemplos como el de Dolores Cortés que no sólo es un nombre reconocido internacionalmente sino que además desfila por pasarelas de todo el mundo.

Esta es una empresa consolidada, pero también las hay que apenas han comenzado su andadura pero ya destacan por ofrecer un producto de calidad, con una buena dosis de ingenio e imaginación, y sobre todo, exclusivo. Por eso hoy os quiero hablar de Salacadula. Una firma valenciana de swimwear creada por la valenciana Sonia Remohí. Una mujer que decidió poner sus conocimientos de marketing en el cumplimiento de un sueño.

Cuenta Remohí, que siempre había sentido una gran pasión por el mundo de la moda, y que cuando tuvo a sus hijos se dio cuenta de lo cara que era comprar ropa para niños que se alejara de los diseños mayoritarios y que tuviera cierta exclusividad. Empezó a hacer pinitos en el mundo de la moda, organizando showroom de otras marcas con el objetivo de ofrecer ropa infantil con un diseño y distinción que hicieran destacar al niño o la niña que lo llevaba.

Así comenzó a investigar y se dio cuenta, según relata ella misma, de que cuando más felices se siente los padres comprando ropa para sus hijos es durante el periodo estival, principalmente moda baño, quizá por la identificación con las vacaciones. Y así, tras este análisis encontró su nicho de mercado.

Desde ese momento se ha dedicado a realizar diseños exclusivos y de calidad en ropa de baño para que niños y niñas puedan vestir swimwear de alta gama sin que esto supongo un elevado coste para sus padres.

Estampados divertidos en azules, coral, verdes pastel… En diferentes tallas y con diversos diseños, todo tocado por la varita de Sonia Remohí que cual hada de Cenicienta agita su varita para vestir de diseño el verano.

salacadula2_esthercervero

 

 

Anuncios