Bodegas Murviedro, la filial española del Grupo Schenk, ha presentado esta mañana los nuevos vinos “La Pepica” que la bodega ha elaborado y embotellado con el nombre del emblemático y centenario restaurante valenciano.

La bodega rinde así su particular homenaje a una de las primeras arrocerías valencianas cuyo origen se remonta a 1898 que ha tenido entre sus comensales a personalidades tan ilustres como el propio Hemingway o el gran pintor valenciano, Joaquín Sorolla, entre otros.

 

Los vinos que se servirán en este comedor bajo el nombre propio de LA PEPICA son “La Pepica Tinto”, un monovarietal de la variedad Monastrell que destaca por su frescura, sus aromas a monte bajo mediterráneo y su gran versatilidad a la hora de los maridajes. Combinando perfectamente con toda la cocina valenciana.

Y “La Pepica Blanco”, un coupage de la variedad Viura y Sauvignon Blanc. La primera variedad nos acerca a la tierra y nos da frescura. Y el Sauvignon Blanc aporta estructura y ese aire de internacionalización que tiene hoy en día la “Paella Valenciana. Además, es un vino para degustar con todos los productos que obtenemos de la tierra valenciana: productos de la huerta, mariscos y arroces.

Murviedro, la filial española del grupo Schenk, cumple este año su 90 Aniversario con gran reconocimiento internacional dentro del sector del vino. La calidad de los vinos de Murviedro la sitúan entre las 15 mejores bodegas españolas en el ranking mundial de la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores del Vino (WAWWJ) ocupando el puesto 11 de la clasificación gracias a las medallas obtenidas por algunos de sus vinos en los principales concursos internacionales. El 90% de su producción va destinada a la exportación, principalmente a los mercados de Reino Unido, Suiza, Alemania, Benelux, Escandinavia y Japón, aunque la bodega persigue entre sus objetivos incrementar también la presencia en el mercado nacional.

 

Anuncios