Aquí os dejo la crónica social con la que debuté los domingos con mi sección “Papel Cuché” en el periódico El Mundo.

Valencia siempre ha sentido un gran hipnotismo por el mundo del cine, que data de los tiempos de Cifesa. Durante años, Cinema Jove trató de mantener a flote este espíritu y la Mostra, agonizante desde el momento en el que nació, apenas lo consiguió.

Sin embargo, en los últimos tiempos el foco se ha vuelto a poner sobre esta ciudad por iniciativas maduradas y pensadas, como la que acaba de concluir, Docs Valencia. Este certamen ha motivado que en los corrillos se vuelva a hablar de compromiso con la industria cinematográfica por una parte y de dinamización de la ciudad por otra. Y este hecho trae consigo, que entre bambalinas se establezcan nexos de unión y colaboración como ocurrió en fiesta Docunexió, celebrada en el restaurante Mar de Avellanas, y que tenía como objetivo celebrar la hermandad entre la Ciudad de México y la de Valencia, dado que en ambas localidades se celebra este festival de cine, en el que nuestra ciudad, apenas acaba de debutar.

Dado el carácter de la cita, el primero en acudir fue el cónsul de México en Valencia, Pablo Romá Bohorques, acompañado por su amigo el empresario Ricardo Rodríguez y su mujer María Sánchez, que departieron con los anfitriones, el director del festival, Pau Montagud que lleva diez años dirigiendo la versión mexicana, junto al codirector del certamen, Nacho Navarro, y el director de cine y empresario de hostelería Freddy Mas Franqueza junto a su pareja Claudia Peris.

Tampoco quisieron perderse el encuentro entre los dos continentes las abogadas, Carla Alegre y María Soler, el ingeniero, Gonzalo Terrasa, la estilista M.Angeles Olivares, la restauradora Alicia Beltrán, el artista Manuel Benlloch, el informático mexicano Jesús Medina, Fanny Galán, Germana LLatas, Isa Goyanes y la orfebre Elena Santamaría. Deslumbró por su recogido mexicano, Natalia Segrelles, descendiente de la saga de pintores Segrelles quién acudió con su madre, Coté Soler .

El mundo de la moda estuvo representado por Hortensia Maeso que volvía de Madrid de mostrar su nueva colección de comunión 2018 inspirada en el aúrea y que no podía contener su entusiasmo por la buena acogida que había tenido su propuesta en la capital. Allí conoció a Pachu Alarcón, otrora diseñadora de pronto moda y ahora unida sentimental y profesionalmente al empresario textil, Javier Ibáñez .

Y si hablamos de cine y moda, es necesario hablar de joyas, esas que son requisito indispensable para lucir en la alfombra roja… Diamantes que desafíen a la lógica y deslumbren tanto a la prensa como a los curiosos.

Y no hay mejor manera de reconocerlos que acudiendo a las catas de diamantes que desde hace más de 12 años realizan Pablo y Antonio Jordán de Jordán Joyeros, en lugares con encanto que propicien la concentración e inviten a la calma.

La cata comienza por una introducción sobre el origen de los diamantes, su proceso de formación y donde encontrarlos. Posteriormente se profundiza en la talla, la pureza, la calidad y en la escala de colores, porque aunque en nuestro imaginario, un diamante siempre es transparente, lo cierto es que existe una amplia escala de tonalidades, que los convierten en singulares.

Durante la cata, los asistentes están en contacto tanto con joyas montadas como con piezas para las que aún no se ha decidido su destino. De hecho, en la última cata que realizaron los hermanos Jordán destacaba un diamante negro de 30 kilátes que a buen seguro más de una de las asistentes estaría deseando llevarse a casa. Nota mental para los que me conocen… Pronto es mi cumpleaños y estoy convencida que me pega un montón.

En concreto a esta última cata acudieron Patricia Cerveró, Angela Plá, Paula Bernal, Blanca Fitera, Laura Fitera acompañada por su hija Blanca, Lourdes Bañó, Emi Zamora, Pachi Viñoles, Elena Ravelló y el director del Hotel Astoria, Joan Soldevila, el único hombre que se aventuró a participar en esta experiencia.

Y como el mundo es de los valientes, Miguel Gaspar, director de Desarrolla, una empresa que se dedica a la gestión emocional que en estos tiempos de prisa nos hace tanta falta, fue uno de los pocos hombres que participó en la clausura del Foro Marca Personal que lidera la diseñadora de moda, Dolores Cortés y que ya va por la segunda edición.

En esta ocasión, la clausura se realizó en Edem y la ponencia corrió a cargo de Hortensia Roig, que hablo de su trayectoria, del nacimiento de Edem y de su futuro, que explicó su día a día sin tapujos. Se mostró cercana y a través de un discurso sincero lleno de recuerdos llegó al corazón del centenar de mujeres profesionales. Alentó a las asistentes a crecer laboralmente frente a las presiones que nos impone la sociedad, a desterrar el sentimiento de culpa en las madres trabajadoras y sobre todo en ser conscientes en que el cambio comienza por rodearse de gente que te apoye y te ayude a crecer. Hortensia Roig ensalzó a su marido poniendo en valor que es un compañero de viaje indispensable, un socio vital, sin el cual no hubiera podido desarrollarse plenamente. Y me diréis que es una cursilada, pero al hilo de este discurso me vino una de la cabeza una frase de la película “Jerry McGuire”, “Tú me completas”.

Todo el auditorio entre el que se encontraban las dentistas Victoria y Verónica Pons Soria, Anabel Navas de Bierwinkel, Mª José Martinez del restaurante Lienzo, Isabel Cosme de Cecoval, Sylvia Corell de Altaviana, Eva Velasco de Desarrolla, Angela Valero de Ancom, y las impulsoras de Marca Personas, Paloma Silla, Andra Cora, la Carolina Sarrión, Amparo Burgos, Begoña San Martín y Marosa Montañes, salió convencido de que el futuro es de los que ayudan a cambiarlo

 

Aquí tenéis el enlace directo al periódico del 28 de mayo de 2016:

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2017/05/28/5929ad43ca4741df048b4588.html

Anuncios