Aún no ha empezado el mes de abril, pero su inminente llegada hace que la canción de Sabina repique en mi cabeza y por extensión, mi cabeza, que hacia ya tiempo que no se dedicaba a pensar en otra cosa que no fuera en las campañas de otros, en la comunicación de otros, y en el presente (casa, colegio, hijos…) vuela de forma caprichosa al mundo de los recuerdos y me sitúa en largas noches de música, risa y cubatas en Ruzafa con mis amigos.

Seguir leyendo “¿Quién me ha robado el mes de abril?”