Vivo o al menos vivía en un tiovivo constante, corriendo de un lado a otro tratando de ser una supermujer atendiendo a mi trabajo, mis hijos, mi casa y asistiendo a eventos, tratando de exprimir cada segundo al día.

Seguir leyendo “Recuerda todos los abrazos que te debo”