Esta semana pasada entrevisté en mi programa de radio a Irene Villa, con todas las implicaciones que ello supone para las personas de mi generación que aún tenemos en la retina el atentado que ella y su madre sufrieron. Víctimas colaterales lo llaman.